miércoles, 23 de noviembre de 2011

Cosas


Nunca se sabe cómo va a empezar el día… pero claro siempre hay alguien que está ahí para estropeártelo… pero al acabar el día te das cuenta de que tienes a gente que realmente te quiere y que le importa lo que te pase… o por lo menos pienso eso…
Me gustaría que no hubiera tantos problemas y lo que menos me gusta es acabar en el medio de dos personas que quieres… porque siempre la que sale mal… soy yo y no hablo por hablar… ya tengo experiencia en estos casos.
También hay problemas en los que piensas que no vas a salir de ellos… y efectivamente no sales… pero hay verdaderos amigos que te ayudan a salir de ellos… son estos momentos en los que me gustaría volver ser pequeña, en esa época sí que era feliz… no tenía problemas o si los tenía no me enteraba… lo mejor de todo es tener la ingenuidad de la niñez…
La pregunta que yo me hago es… ¿Por qué tuve que crecer tan rápido?
Espero que pronto todos estos problemas y quebraderos de cabeza… se acaben… aun así doy las gracias a las personas que están hay día a día apoyándome…
Muchas gracias

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada